25
Sep

La calidad en la construcción

El sector de la construcción a nivel mundial ha experimentado, durante estos últimos años, un creciente interés por la calidad, debido a que los clientes y usuarios son cada vez más exigentes y reclaman mayor calidad en un producto (obra) y debido a que las empresas constructoras, se han concienciado de que el “costo de la no calidad” (fallos, retrasos, averías, repeticiones, etc.) llega a suponer entre el 5 y el 10% de la producción y/o ejecución de los proyectos.

El sector de la construcción tiene una serie de características propias que hacen de él un “caso único” en temas relacionados con la calidad, como:

  • La relación con el cliente-proveedor.
  • La fragmentación de los servicios profesionales.
  • El elevado porcentaje de subcontratación.
  • La singularidad de los proyectos.
  • Las garantías del producto para la satisfacción del cliente.
  • La importancia de los Planes de Calidad de la obra.
  • Los riesgos e incertidumbres.
  • La rotación del personal.

Las Normas ISO 9000:

Muchas empresas de la construcción, para poder seguir siendo competitivas en un entorno cada vez más complejo, han optado por implantar sistemas de calidad Basados en los criterios de las normas ISO 9000.

El objetivo último de ésta es que la empresa se beneficie, tanto directamente Mediante la mejora continua en el desarrollo de su actividad, como indirectamente Aumentando el grado de satisfacción de sus clientes por el servicio prestado. Tradicionalmente, los sistemas de calidad se han asociado con la industria, pero últimamente son numerosas las empresas del sector de la CONSTRUCCIÓN que han sido capaces de apreciar las ventajas y oportunidades que la implantación de dichos sistemas les puede suponer, como por ejemplo:

  • Conseguir la confianza de los futuros clientes.
  • Garantizar el cumplimiento de los plazos de ejecución.
  • Mayor motivación y satisfacción de los empleados.
  • Mantener un alto nivel técnico y de cualificación del personal.
  • Poder participar en concursos públicos de la Administración.
  • Reconocimiento externo y de la sociedad en general.
  • Aumento de la cuota de mercado y de clientes potenciales.

La Importancia de la Formación y la Comunicación:

Las empresas que han tenido éxito son aquellas que han sabido concienciar a sus empleados de la importancia de la Gestión de la Calidad, logrando vencer sus miedos y su resistencia inicial al cambio. Así mismo, conseguir hacer de la satisfacción del cliente el objetivo prioritario de la empresa no sólo es fundamental sino que además permite orientar y unir al personal hacia la consecución de esta meta clave para la empresa.

Estrategias para lograr la Calidad:

  • Calificar al personal presente en obras.
  • Gestión de Proveedores y Contratistas.
  • Optimo programa de calibración de equipos de medición.
  • Crear una cultura ética basada en la responsabilidad del empleado para lograr el mejoramiento de la Calidad.

 

Cibergrafia:

http://catarina.udlap.mx//

http://www.calitat.com//