Instalaciones sanitarias de calidad
19
Oct

Instalaciones Sanitarias de Calidad con costos económicos

En el caso de las instalaciones sanitarias de calidad este último aspecto es el que más cuidado requiere, ya que no es simplemente escoger materiales baratos, sino construir con calidad, estética, imaginación e higiene.

Para lograrlo, es necesario el cumplimiento estricto de varias condiciones que van desde la calidad y la cantidad de agua potable, hasta el control y el retiro de excrementos y de aguas negras.

La idea, según los expertos, es evitar que los gases de las cañerías pasen a los lugares habitados, sobretodo ahora que los espacios son tan reducidos. Para lograr ese objetivo, las tuberías tienen ventilación y su diseño se rige por normas que especifican los materiales y las dimensiones de las instalaciones; así, la economía se logra gracias al planeamiento adecuado de la construcción.

La idea de ahorrar con calidad es todo un proceso: Los arquitectos e ingenieros no deben limitarse a construir; el trabajo va más allá e incluye un estudio minucioso acerca de las costumbres de la familia. Calidad y ahorro Para reducir aún más el costo de las instalaciones sanitarias, es importante disponer los cuartos de baño, la cocina y el lavadero contiguos, superpuestos o muy próximos.

En este caso, la opción que ofrecen algunos arquitectos hace énfasis en la centralización de las instalaciones ya que, contrario a lo que ocurre con las cañerías extendidas por toda la casa, los gastos disminuyen.Lo mismo pasa con los elementos del cuarto de baño; su ubicación también influye en el proceso de economizar.

En el caso de viviendas de dos niveles, el inodoro de la planta alta requiere de un tubo de descarga; en la planta baja su ubicación es más difícil, precisamente por inconvenientes de descentralización de las cañerías.

Dentro de esos elementos es importante la tubería de ventilación que atraviese el techo y que salga a más de cuatro metros de cualquier abertura o del tanque de reserva del agua; así, las corrientes de aire no se esparcen en el interior de la vivienda.

Actualmente, especialmente en las casas campestres, en las afueras de la ciudad, los constructores adaptan pozos sépticos; es una especie de alcantarillado que recoge las aguas, las purifica y las redistribuye en las zonas verdes. Con ellos se aprovecha el líquido y de paso, se cumple una función ecológica dijo la ingeniera Marcela Santamaría. Pero al margen de lo necesario y funcional también sobresalen accesorios como las baldosas y los azulejos que, además de su atractivo estético, incluyen otras ventajas.

Algo de diseño Hace unos años los constructores colocaban en los baños mosaicos de 15 x 15 centímetros; con el paso del tiempo decidieron optar por mosaicos más grandes, sus objetivos: ampliar la gama a nivel de diseño, crear ambientes acogedores, facilitar el revestimiento de los azulejos y nivelar los elementos (inodoros, ventilación…) En vivienda económica no conviene colocar azulejos de color; sin embargo, si el presupuesto lo permite, el mercado ofrece diferentes calidades y diseños.

Por eso, si el arquitecto o el usuario desea tonos más intensos pueden disponer de los muros, de los cielos rasos y de la carpintería para realizar combinaciones cromáticas con costos que no son tan elevados.

 

Fuente: El Tiempo