12
Ago

Se aconseja renovar los detectores antiguos en 10 años

La vida útil de los detectores de incendios será la que establezca el fabricante de los mismos, transcurrida la cual se procederá a su sustitución. En el caso de que el fabricante no establezca una vida útil, esta se considerará de 10 años.

Sin embargo, en aras de la seguridad, tiene sentido que los sistemas que necesitan la mayor renovación sean los más antiguos. Por ello, la labor de los mantenedores es de vital importancia para verificar el estado de los sistemas más antiguos. Así, la Guía indica: “si la empresa mantenedora o el organismo que realice las inspecciones periódicas detecta productos instalados que, por su antigüedad o por su mal estado de conservación, no son capaces de cumplir con las tareas para las que fueron diseñados o no ofrecen unas garantías de funcionamiento fiable, deberá hacerlo constar según lo indicado en los artículos 17.c y 22.4 respectivamente, para que estos productos sean sustituidos

Fuente: Cuaderno de seguridad