16
Sep

Modelo que simula un comportamiento hidráulico completo

Pilar Conejos, responsable de Regulación y Control de la red de Agua en Alta en Global Omnium, y profesora asociada de la UPV, ha desarrollado un modelo matemático realista que simula detalladamente el comportamiento hidráulico completo de las redes de distribución de agua, ante cualquier condición de operación y presión de suministro.

El proyecto parte de la hipótesis de que los modelos tradicionales de simulación de las redes de abastecimiento de agua a presión, no tienen en cuenta “situaciones anómalas” y suponen que toda la demanda de agua es constante e independiente de la presión. Esta circunstancia representa una limitación, por ejemplo cuando se trata de simular situaciones de emergencia o de gestionar la demanda mediante el control de la presión de suministro.

Por este motivo, la tesis doctoral ha desarrollado modelos de simulación hidráulicos que incorporan las fugas y demandas variables al sistema, con el objetivo de “modelizar el comportamiento de las redes de distribución de agua urbana bajo cualquier anomalía como puede ser la rotura de una tubería o una parada de bombas”. Por ello, para la Dra. Pilar Conejos estas innovaciones convierten al modelo desarrollado “en un sistema más próximo a la realidad que el sistema tradicional de EPANET, sobre todo en situaciones críticas”.

Esta fuente de datos ha permitido analizar y modelizar la variación real de la demanda, tanto en condiciones de suficiencia como de insuficiencia de la presión. De hecho, se ha obtenido una nueva ley de variación de la demanda con la presión que permite realizar “estudios realistas de fiabilidad y resiliencia de las redes de suministro, adaptable a diferentes tipologías de edificios y cuyo objetivo es garantizar el servicio a los usuarios”, sostiene la investigadora valenciana.

Asimismo, también se ha caracterizado el punto en que los usuarios comienzan a percibir la falta de presión “gracias a las ventajas que aporta la tele-lectura horaria y la monitorización simultánea en tiempo real de las condiciones de suministro”.

Asimismo, también es útil para analizar el impacto que tiene la rotura de una tubería de transporte o la repercusión de una política de gestión de la presión tanto sobre el nivel de fugas como sobre la demanda. En este sentido, el sistema serviría para gestionar la demanda en un plan de sequía, cuantificando el ahorro esperado de agua.

Aunque el modelo se ha testado sobre una zona piloto de Valencia, por la generalidad de su planteamiento sería fácilmente trasladable a cualquier otro abastecimiento, con solo identificar la tipología de las viviendas y su nivel de equipamiento

Fuente: iagua.es